• Odontología General

    La odontología general abarca todos aquellos tratamientos de la consulta diaria de un dentista. Esto consiste en el diagnóstico, realización de obturaciones (empastes) tanto en niños como en adultos, limpiezas bucales, prótesis dentales con aparatología convencional y tratamiento de patologías bucales que no requieran una especialización dentro de la odontología.

    Hoy día, las clínicas ofrecen ESPECIALISTAS en varios campos dentales para el tratamiento específico y especializado de áreas como la endodoncia, implantología, periodoncia, ortodoncia y esteética dental que requieren un mayor conocimiento para una mejor atención y tratamiento de sus pacientes.

    Servicios de odontología general:

    ▪ Exploración bucal.
    ▪ Detección de lesiones mucosas y dentales.
    ▪ Detección del cáncer oral y lesiones precancerosas
    ▪ Diagnóstico de dolores orofaciales
    ▪ Radiografías dentales
    ▪ Tallados selectivos
    ▪ Articulaciones Temporomandibulares (ATM) y cefaleas
    ▪ Patología Bucal
    ▪ Revisiones periódicas
    ▪ Higiene Dental
    • Limpiezas simples
    • Enseñanza de higiene dental
    • Consejos higiénicos y dietéticos
    • Prevención de la caries dental
    ▪ Obturaciones (Empastes)
    • de amalgama de plata
    • de resinas compuestas (composites)
    • Provisionales
    • Reconstrucción de grandes destrucciones dentarias.
    • Pernos dentales y reconstrucción dental.
    ▪ Odontopediatría
    • Diagnóstico de caries dentales
    • Enseñanza de técnicas de higiene
    • Empastes de piezas temporales
    • Pulpectomías de piezas temporales
    • Pulpotomías de piezas temporales
    • Coronas de piezas temporales destruidas
    • Mantenedores de espacio
    • Selladores de fisuras
    • Diagnóstico de lesiones orales en niños
    • Fluorizaciones
    • Traumatología dental
    ▪ Prótesis Convencional
    • Dentaduras completas
    • Dentaduras completas con paladar metálico
    • Dentaduras parciales de resina
    • Esqueléticos (prótesis metálica)
    • Dentaduras de flexite (material elástico)
    • Coronas metal cerámica sobre dientes
    • Puentes de metal cerámica sobre dientes
    • Provisionales de acrílico
    • Coronas completas de porcelana (Zirconio, disilicato de litio, empress…)
    • Puentes completos de porcelana
    • Carillas de porcelana
    • Carillas de composite
    • Incrustaciones dentales

  • Endodoncia

    Endodoncia

    ¿Qué es una Endodoncia?
    La pulpa dental es el tejido que se encuentra en el interior de los dientes, y está compuesta de nervios, vasos sanguíneos y células especializadas.
    Su principal función es la de formar el diente y la encargada de percibir estímulos externos.
    Cuando termina el proceso de crecimiento del diente la pulpa tiene menor importancia y ahora su función será mantener un aporte hídrico (relativo al hidrógeno) al diente que mejora sus propiedades físicas y será la pulpa la que nos indique cuando nos hemos roto la pieza o tenemos una caries.
    Una endodoncia, conocido vulgarmente como “matar el nervio” es una intervención que se realiza para intentar conservar un diente que de otra manera tendría que ser extraído. Consiste en la eliminación del tejido pulpar para mantener el diente y su función masticatoria.

    Causas que pueden terminar en endodoncia:

    • Caries dentales muy profundas.
    • Traumatismos o golpes.
    • Si la pieza dental ha sido manipulada en distintos procedimientos odontológicos.
    • Cuando hay una inflamación irreversible del tejido pulpar (pulpitis).
    • Cuando hay una necrosis (muerte) del tejido pulpar.

    ¿Cómo se realiza?
    Hoy día, para su correcta realización se utilizan la ayuda de aparatología auxiliar como son los localizadores de ápice, que sirven para medir correctamente los conductos del diente y micromotores para limas que utilizan su rotación para la limpieza de los conductos. Una vez eliminado los restos del tejido pulpar y desinfectados el o los conductos se procede al sellado del mismo con la colocación de un material resinoso junto con gutapercha caliente para mantener evitar que queden espacios vacíos que creen infecciones posteriores.

  • Estética Dental

    Una de las grandes preocupaciones del público actual es la apariencia estética, por lo que la odontología debe dar satisfacción a las lógicas aspiraciones de nuestros pacientes en lo referente a la apariencia de su sonrisa.
    No hay un único odontólogo especializado en este apartado, sino que para conseguir una sonrisa perfecta casi siempre debemos participar varios especialistas.
    Disponemos de un amplio arsenal de posibilidades para conseguir excelentes resultados:

    • Blanqueamiento dental.
    • Composites estéticos.
    • Carillas de cerámica.
    • Otros materiales de nueva generación como Onlays, Overlays de Disilicato de Litio…
    • Diseño digital de la sonrisa.

    La apariencia estética va unida a una buena función del sistema, por lo que a veces se deben aplicar técnicas de ortodoncia conservadora, prótesis o cirugía para conseguir los mejores resultados.
    Para nosotros, en realidad, no existe una odontología estética, sino que toda odontología debe ser estética.
    También debemos remarcar que no concebimos la estética sin la función.

    Se podría definir la estética dental como una aplicación del arte y la ciencia destinada a desarrollar o destacar la belleza en forma de sonrisa.
    En la actualidad existen estudios en los que se observa como los defectos físicos pueden llegar a constituir una enfermedad demostrada psíquica y clínicamente en el individuo, lo que hoy en día, ha derivado en que la odontología estética dental, cuente con el apoyo de la mayoría de los profesionales de la odontología, a lo que se suma que, gracias a los nuevos materiales y técnicas se consiguen resultados funcionales adecuados, lo que ha ido configurando una parcela necesaria en la odontología moderna.
    Por todo, ello en la estética dental debemos contemplar en todo momento, los tratamientos con fines estéticos desde el punto de vista personal y subjetivo del paciente, colaborando con él para cumplir sus expectativas y deseos.
    La sonrisa es una de las expresiones faciales más importantes que diferencia al ser humano del resto de los animales. La utiliza como parte del lenguaje, expresando alegría felicidad o placer. Desde el punto de vista anatómico, la sonrisa puede analizarse estudiando cada uno de sus componentes: labios, encías y dientes de ahí radica la importancia de la estética dental.

  • Ortodoncia

    La Ortodoncia es una especialidad odontológica que estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares, con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, mejorando también la estética facial.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la maloclusión es el tercer problema de salud oral en prevalencia ya que una incorrecta alineación dental predispone a secuelas perjudiciales como dificultades para mantener una correcta higiene oral, riesgo de generar caries y enfermedad periodontal, anomalías funcionales, problemas en la articulación temporomandibular y otros problemas psicosociales. En nuestro país, se ha estimado que el 70-75 % de la población infantil presenta algún tipo de desviación de la oclusión ideal, calculándose en un 25-35 % la necesidad urgente de tratamiento ortodóncico.

    Cualquier persona al inicio de la dentición puede necesitar tratamiento de Ortodoncia, pero normalmente hasta la aparición del primer molar definitivo que suele ser entre los 6-7 años de edad, no se suele diagnosticar la posibilidad de realizar Ortodoncia a un paciente.

    Esto nos plantea la necesidad de aplicar todas las medidas preventivas a nuestro alcance en cada momento. Siendo cierto que muchas de las maloclusiones, tienen su razón de ser en la genética heredada, otros motivos por los que podemos desarrollar una maloclusion, o la gravedad de ellas puede estar influenciada por malos hábitos en la infancia (uso del chupete más tiempo del recomendado, succión del pulgar, deglución inmadura, respiración bucal,…), así como perdida prematura de piezas de leche como consecuencia de caries rampantes, del biberón etc.
    Son muchas las técnicas, que actualmente, pueden usarse para la corrección de una maloclusión.

    Ortopedia

    En muchos casos de malocludiones, y fundamentalmente en el periodo de crecimiento, se hace necesario el uso de determinada aparatología, fija o removible, para ayudar a corregir malposiciones o vicios en el crecimiento de los maxilares, de esta forma, se va «guiando el crecimiento» de una forma adecuada, evitándose un tratamiento corrector más severo. Habitualmente esta fase es la primera que se realiza en el tratamiento de una maloclusión.

    Ortodoncia Fija Brackets

    Es la ortodoncia más difundida y conocida. Los brackets se sitúan en la cara visible de los dientes. Estos brackets existen de material metálico, o bien para enmascarar el metal, se usan de materiales total o parcialmente blancos (cerámicos totalmente o con ranura metálica). El paciente ha de realizar visitas periódicas a nuestro especialista, que hace el seguimiento de la realineación dental. Este proceso tiene una duración de aproximadamente 2-3  años según la patología, y la mayor o menor dificultad que cada paciente presenta.

    Invisalign

    Esta técnica endereza los dientes mediante férulas, prácticamente invisibles y extraíbles, que se fabrican a la medida de sus dientes para garantizarle una mayor comodidad. Conforme cambie de juego de férulas, cada periodo de tiempo indicado, (normalmente 2 a 4 semanas), sus dientes se irán moviendo de forma gradual, poco a poco y semana tras semana, hasta que estén en la posición final.
    Como inconveniente debemos decir que este Sistema es algo más lento en conseguir los resultados que la aparatología fija multibrackets. Es una técnica muy usada en tratamiento de adultos.

    Ortodoncia Lingual

    Una variante al uso de brackets en la cara anterior de los dientes, es la que se plantea con » Incognito», una nueva técnica de realización del tratamiento ortodóncico mediante la colocación de los brackets en la cara lingual, no visible de los dientes. Esto la hace más sofisticada y difícil, pero con excelentes resultados, eso sí, tienen un mayor coste económico.

    Cirugía Ortognática

    Hay ocasiones, en las que por el origen de la maloclusión, esto es, cuando no solo están desviadas de su posición las piezas dentarias, sino que existe, además, una anómala colocación de las bases óseas donde están colocados (maxilares), se hace necesaria un tratamiento mixto: ortodoncico-quirurgico, para un correcto final del caso. Se realiza entonces un tratamiento, generalmente en 3 fases primero ortodóncico, segundo quirúrgico, y se finaliza con una nueva etapa ortodóncica, que consiga finalizar el caso de la forma más exitosa posible. Ni que decir tiene que son tratamientos menos frecuentes, pero eso si más cruentos.

  • Periodoncia

    La Periodoncia es la especialidad de la Odontología que se ocupa del tratamiento de las enfermedades que afectan a las encías y a los tejidos de soporte que rodean a los dientes
    Estudios epidemiológicos confirman que la incidencia de enfermedades infecciosas en las encías (gingivitis y periodontitis o «piorrea») es muy alta. Muchas de estas enfermedades cursan sin síntomas evidentes y, en casos muy avanzados, conllevan la pérdida de los dientes.
    La Periodoncia clínica permite devolver la salud a estos tejidos, deteniendo el proceso patológico, en el peor de los casos, o restableciendo la arquitectura de los mismos mediante el empleo de técnicas quirúrgicas específicas.

    ¿Qué son la Gingivitis y la Periodontitis?

    Gingivitis

    La Gingivitis es una inflamación de los tejidos de soporte cuya causa principal es una higiene oral pobre e ineficaz. Hay presencia de bacterias en la superficie dental y de la encía denominada PLACA DENTAL. Afecta únicamente a las encías, es decir a los tejidos blandos que protegen los dientes.
    El paciente suele notar que tiene las encías enrojecidas y que sangra al cepillarse o incluso espontáneamente.
    Durante el embarazo, la alteración de las hormonas puede causar también inflamación gingival.
    La gingivitis es una enfermedad reversible pero puede evolucionar a periodontitis con el paso del tiempo si no lo tratamos.

    Periodontitis

    La periodontitis es una enfermedad irreversible de etiología multifactorial que afecta a los tejidos que rodean y sujetan a los dientes. Además de afectar a las encías, afecta al hueso produciendo una pérdida progresiva de este y que puede dar lugar en un estadío final a la pérdida de los dientes.
    Entre los factores locales se encuentran las bacterias patógenas, empastes mal ajustados, dientes mal posicionados.
    Entre los factores generales o sistémicos se encuentran el estrés, el tabaquismo, enfermedades crónicas, la diabetes, la inmunosupresión, el uso de determinados medicamentos que pueden aumentar el volumen de las encías o agravar la respuesta inflamatoria de la misma y la genética.
    Las manifestaciones que suele presentar el paciente son: Inflamación, sangrado, movilidad dental, mal olor o mal sabor de boca, sensibilidad al frío y al calor, dientes alargados y dolor.

    ¿Cómo se trata?

    El tratamiento en La fase básica del tratamiento periodontal va dirigida a una descontaminación de las raíces dentales que se conoce como raspado y alisado radicular. Cuando la enfermedad está controlada da comienzo el mantenimiento.

    Tratamiento

    Fase desinflamatoria

    Consiste en realizar varias sesiones de raspado y alisado radicular para descontaminar la raíz del diente. Previamente hay que realizar  radiografías y un estudio pormenorizado de cada diente con sonda periodontal que nos informa del grado de inflamación, recesión, movilidad y otros datos importantes para valorar la respuesta al tratamiento y en función de eso, establecer unas pautas de actuación determinadas y un pronóstico individualizado.
    El procedimiento de raspado y alisado radicular se debe realizar como primer tratamiento de elección independientemente de la severidad de la enfermedad, se encuentre en un estadío inical, moderado o avanzado.
    Es un tratamiento muy eficaz cuyo objetivo es eliminar la placa y el cálculo que se encuentran en las superficies de la corona y de la raíz de los dientes y evitar la progresión de la enfermedad periodontal.
    En ocasiones queda tras el tratamiento una sensibilidad al frío que puede ser más o menos acusada. En la mayor parte de las ocasiones desaparece tras algunos días o semanas de forma espontánea, si no es así, le recomendaremos la utilización de algunos productos para solucionar el problema.
    Así mismo, es fundamental instruir al paciente en técnicas de cepillado e higiene interdental.
    Finalizada esta 1ª fase, habrá que llevar a cabo una evaluación periodontal de nuevo y así poder valorar la respuesta al tratamiento y la necesidad o no de realizar cirugía.

    Fase quirúrgica

    Es la única fase que no todos los pacientes necesitan. Si una vez finalizados los raspados quedan bolsas residuales habrá que eliminarlas para que no se vuelvan a colonizar por bacterias. Así mismo, se realizará regeneración de los tejidos perdidos cuando ésta sea posible mediante el uso de membranas o matriz derivada del esmalte, y se cubrirán las recesiones mediante injertos de encía en los dientes que lo necesiten.

    • Cirugía de acceso y regenerativa 
      En algunos casos podemos regenerar el hueso perdido. Básicamente, en los casos en los que existen defectos verticales interóseos. Dependiendo de la morfología del defecto podemos recurrir a varias técnicas regenerativas que nos ayudan a resolver el problema.
    • Injertos de encía 
      Los injertos se pueden realizar sobre dientes, sobre implantes o en zonas que faltan piezas para recuperar el volumen perdido tras una extracción.Se pueden realizar con distintas finalidades:2. Recubrimiento de raíces dentales expuestas (puede ocurrir por un cepillado agresivo, malposición dentaria, piercings…).
      3. Aumento de encía insertada (en zonas con tracción de frenillos o fondo de vestíbulo corto).
      4. Aumento de grosor en zonas donde falta un diente para mejorar la higiene y la estética.
      5. Aumento de volumen de encía sobre implantes dentales.

    Se trata de una técnica de microcirugía, muy minuciosa, pero con unos resultados espectaculares en muchos casos. Para el éxito del tratamiento es imprescindible que el paciente no fume, ya que el tabaco compromete la vascularización del injerto.

    Fase de Mantenimiento

    Esta fase es FUNDAMENTAL en el tratamiento de encías, si no se cumple no se puede asegurar el éxito del tratamiento. Se elimina la placa y el cálculo supra y subgingival con el uso de ultrasonidos y mini curetas para profundizar en la encía.
    La frecuencia con que se debe realizar el mantenimiento depende del tipo de enfermedad periodontal, la edad, si es fumador o no y la habilidad del paciente con el cepillado.
    Con un diagnóstico precoz, un tratamiento adecuado y, sobre todo, una constancia en los mantenimientos periódicos por parte de un profesional y la motivación del paciente podemos frenar e incluso detener el progreso de la enfermedad.

  • Implantes Dentales

    Los implantes dentales han constituido la principal revolución clínica de la Odontología de las últimas cuatro décadas.
    Hoy en día, se consideran una alternativa altamente predecible tanto en restauraciones de dientes unitarios, como en caso de múltiples ausencias o en pacientes totalmente desdentados.
    Existen múltiples casas comerciales de implantes dentales. Nuestro sistema (Straumann, www.straumann.es), es el más documentado y el que más opciones tanto quirúrgicas como prostodónticas ofrece del panorama científico clínico a nivel mundial.
    En aquellos casos donde existe un importante déficit óseo, las novedosas técnicas de regeneración de hueso permiten obtener excelentes resultados al emplear implantes dentales.

    ¿ Qué es un implante?

    El implante es una raíz prefabricada de titanio que se coloca en el sitio donde hay ausencia de un diente, sustituyendo la raíz natural del mismo.

     ¿Todo el mundo puede ponerse implantes?

    Los implantes deben de ser colocados una vez finalizada la etapa de crecimiento del paciente. Su contraindicación está limitada a un reducido número de pacientes, para ello realizaremos un diagnóstico exhaustivo y controlaremos dichos factores minimizando así el riesgo para nuestros pacientes.

    ¿ Que pruebas diagnósticas nos hacen falta?

    1.  Escáner dental: Imagen tridimensional a tamaño real de la boca del paciente. Medimos las longitudes, volúmenes y densidades para poder elegir con exactitud el tamaño del implante sin dañar ninguna estructura anatómica y/o nerviosa. Es imprescindible para un buen diagnóstico. En Crooke & Laguna disponemos de un equipo radiológico de última generación para que le paciente no se tenga que desplazar a otro centro para estas pruebas diagnósticas.
    2. Fotografías intraorales y extraorales para estudiar el caso en profundidad y poder ver el espacio protésico y medir la estética que debemos alcanzar.
    3. Registros de modelos: para el estudio del espacio protésico

    ¿ Son para toda la vida?

    Realizando el mantenimiento adecuado, tanto en casa como en la clínica dental los implantes pueden durar para siempre. Sin embargo, igual que ocurre la periodontitis o “piorrea” en los dientes, los implantes pueden verse afectados por la periimplantitis, que puede hacer que se pierda e implante.

    Ventajas

    Los Implantes dentales nos ofrecen una Restitución de la capacidad de masticación y la posibilidad de alimentarse sin la preocupación que conlleva el hecho de no tener dientes naturales.
    Nos permiten dar una solución segura y permanente para la sustitución de uno o más dientes, funcionando como pilares de soporte para coronas unitarias y puentes fijos o removibles, parciales o totales.
    Con el uso de implantes dentales, el paciente deja de tener que optar por soluciones tan incómodas y antiestéticas como las prótesis removibles soportadas solamente por la mucosa, recuperando la comodidad ofrecida por los dientes naturales.

    Injertos óseos

    En algunos casos, el hueso disponible para la colocación de implantes es insuficiente, bien sea porque ha pasado mucho tiempo desde la pérdida de los dientes, o bien sea por infecciones previas en la zona que hayan destruido el hueso. En esos casos tenemos que recurrir a la regeneración ósea guiada. Para ello recurrimos a xeno injertos (hueso de otras especies) con membranas de colágeno que hacen de barrera para permitir la regeneración ósea, o bien a auto injertos, tomando hueso del mismo paciente de otras zonas de la boca. De esta manera se puede recuperar parte del hueso perdido para permitir la colocación de implantes dentales.
    En estos casos el tiempo requerido para el tratamiento se alarga unos 6 meses más con respecto al periodo convencional de tratamiento.

    Consejos a la hora de ponerte implantes dentales

    • Elegir buen profesional
      Es fundamental que el profesional que nos coloque los implantes dentales esté bien formado en esta especialidad, ya que es fundamental la colocación correcta tridimensional del implante, así como un adecuado manejo del hueso y la encía circundantes a los implantes dentales para que haya estabilidad a largo plazo. Además, es importante que la marca del implante esté avalada por estudios científicos, pase los controles pertinentes, y tenga una superficie tratada adecuadamente para favorecer la integración del implante.
    • Elegir prótesis de calidad
      La prótesis que soporta el implante debe ajustar perfectamente sobre la cabeza del implante, sin ranuras ni espacios que favorezcan la entrada de bacterias. Así mismo, debe ser de metales compatibles con el implante y con la encía y tener un alto pulido para evitar la contaminación. Igual que no todas las modistas cosen igual, no todos los técnicos de laboratorio reproducen igual la anatomía dental. Esto influye no sólo en la estética conseguida, sino también en la función masticatoria y en el éxito a largo plazo.
    • Seguir un programa de mantenimiento por el profesional de la boca
      Todo paciente que lleve implantes dentalesse debe revisar cada 6 meses para comprobar que los tejidos blandos se mantienen bien, que no hay inflamación que pueda perjudicar a los implantes dentales, y hacer radiografías de control periódico para comprobar que se mantienen los niveles de hueso, y si no es así, actuar cuanto antes con medidas preventivas. Es importante saber que para limpiar los implantes hacen falta instrumentos especiales, de teflón o de titanio, que no rallen la superficie de dicho implante.
    • Mantener una buena higiene bucal en casa
      Si llevamos implantes dentales unitarios es más fácil, simplemente es importante que después del cepillado usemos hilo dental o cepillos interproximales. En los casos de rehabilitaciones se recomienda usar un irrigador de agua a presión y seda especial para puentes.
  • Protesis Dental

    La Prótesis dental constituye el conjunto de técnicas que nos permiten restituir los dientes perdidos por otros de diferentes materiales, cada vez más parecidos a los dientes naturales y con los que -de acuerdo a nuestra filosofía- podemos devolver a nuestro paciente la función y la estética.
    En este apartado, también, la aparición de nuevos materiales cerámicos miméticos al diente natural ha contribuido al desarrollo de nuestros trabajos auténticamente artísticos.
    Es de justicia remarcar que el Protésico es decir, el dentista que diseña y coloca las prótesis en la boca debe una gran parte del éxito al protésico técnico de laboratorio que fabrica las prótesis, entre los que contamos con buen número de profesionales de gran mérito.
    El buen tándem protesista-protésico es fundamental para el buen fin de nuestros propósitos.

    • Prótesis fija
    • Prótesis removibles

    En función de sus necesidades optaremos por una u otra pero siempre pensando en el beneficio del paciente.

  • Odontopediatría


    La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños. El odontopediatra es, por tanto, el encargado de explorar y tratar a niños y recién nacidos. También se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para remitir al ortodoncista, especialista en ortodoncia, y de hacer un tratamiento restaurador en caso de necesitarlo. El tratamiento restaurador principalmente se compone de tratar los traumatismos, usar selladores que tienen la función de obturar levemente los surcos y fisuras de las piezas dentales sin apenas quitar material dental para evitar posibles caries, y en tratar las caries producidas y sus consecuencias.

    La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal se tratarán de una manera menos conservadora y más agresiva que las ocurridas en los dientes permanentes, para evitar que, en el peor de los casos, se pudiera dar un tratamiento insuficiente a un diente temporal que luego repercutiría en su sucesor.

    Enfermedades incluidas en la odontopediatría.
    Alteración en el número, tamaño y forma de los dientes de origen congénito, por ejemplo anodoncia o ausencia congénita de dientes, ablastodoncia o ausencia de todos los dientes permanentes, hiperodoncia o existencia de un número de dientes superior al normal, macrodoncia o piezas dentales de tamaño superior al normal y microdoncia o piezas dentales de tamaño inferior al normal.
    Anomalías de la estructura y color de la dentición. Por ejemplo, la hipomineralización de incisivos y molares, la fluorosis dental, la amelogénesis imperfecta (alteración del esmalte dental de origen hereditario), la dentinogénesis imperfecta, las alteraciones dentales por carencia de vitamina D y la pigmentación anómala por el uso de antibióticos del grupo de las tetraciclinas.
    Caries. Todas las caries de los niños, incluyendo la llamada caries del biberón, característica de los niños pequeños que duermen con un chupete empapado en alguna sustancia dulce, como azúcar o leche condensada. Son muy importantes las medidas preventivas, incluyendo en primer lugar la detección temprana de los principales factores que debilitan el esmalte dental volviéndolo más propenso a padecer caries, y consejos sobre alimentación, cepillado y sellado de fisuras. Las complicaciones de la caries pueden ser múltiples, incluyendo pulpitis y formación de abscesos.
    Traumatismos dentales. Muy corrientes en la infancia y adolescencia, en este apartado se incluye la avulsión o perdida completa de la pieza dental por salida de su alveolo, el tratamiento recomendado en este caso sería la reimplantación de la pieza en el menor plazo de tiempo posible, obteniendose los mejores resultados cuando la reimplantación se produce antes de 30 minutos tras el accidente.
    Maloclusiones y trastornos ocasionados por alteraciones de los espacios entre las piezas dentales, dentro de este grupo se incluyen las erupciones tempranas y las tardías. Algunas maloclusiones son secundarias a determinados hábitos como la succión digital o a patologías nasales que causan respiración bucal continuada.
    Necesidades especiales y prevención de enfermedades sistémicas.

    Hipoplasias irreversibles del esmalte dental causadas por la enfermedad celíaca no tratada. El diagnóstico temprano evita las numerosas complicaciones de esta enfermedad.
    Los niños y adolescentes que padecen determinadas alteraciones de la salud, tales como enfermedades sistémicas, trastornos del desarrollo o problemas mentales, presentan mayor riesgo de desarrollar enfermedades orales.89 El papel del odontopediatra en su prevención y manejo es fundamental, por lo que es necesario que conozca la condición del niño o adolescente y cómo puede esta influir en su salud bucal. A partir de los 12 meses de edad, estos niños deben iniciar un seguimiento periódico, especializado y personalizado por parte del dentista pediátrico.8 No obstante, en la práctica no se suele realizar un adecuado control de la salud buco-dental en estos pacientes.

    Asimismo, el odontopediatra juega un papel clave en la detección temprana de ciertas enfermedades sistémicas o gastrointestinales que pueden cursar con afectaciones de la cavidad oral, tales como la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa. Entre ellas, es especialmente importante la enfermedad celíaca debido a las serias complicaciones de salud que puede ocasionar si no es tratada a tiempo, algunas de ellas irrecuperables, y que pueden afectar a cualquier órgano, entre las que se incluyen enfermedades autoinmunes y diversos tipos de cáncer, especialmente el linfoma intestinal. El reconocimiento de la enfermedad celíaca es a menudo muy complicado, por la gran variedad de síntomas distintos que pueden aparecer en cada paciente, la frecuente ausencia de síntomas digestivos y porque incluso puede ser completamente asintomática. Las afectaciones de la cavidad oral, que pueden consistir en defectos del esmalte dental, retraso en la erupción de los dientes, estomatitis aftosa recurrente (llagas o úlceras en la boca), boca seca, glositis atrófica (inflamación/enrojecimiento de la lengua) o carcinoma de células escamosas (un tipo de cáncer de la faringe y la boca), pueden ser el único indicio de su presencia, por lo que el conocimiento del dentista es fundamental para derivar el paciente y que sea evaluado en busca de una posible enfermedad celíaca no reconocida. No obstante, la gran mayoría de los dentistas desconoce su posible relación con la enfermedad celíaca y, por ejemplo, atribuyen por error los defectos del esmalte dental a una fluorosis, a que la madre tomó tetraciclina durante el embarazo o a enfermedades durante edades tempranas.

    Traumatismos.
    El traumatismo es la patología más frecuente en niños de 7 a 11 años, en dientes temporales ante un traumatismo se suele producir una luxación y en dientes permanentes una fractura, en estos últimos los dientes más afectados son los incisivos centrales superiores permanentes.

    El tratamiento depende del tipo de daño, en dentición permanente, si tenemos un diente fracturado con exposición pulpar menosr de 2 mm y de menos de 12 horas de evolución, se hará un recubrimiento directo con hidróxido de calcio, si la lesión de más de 2 mm y de más de 12 horas, se realizara endodoncia o pulpotomia y a continuación reconstrucción. En los casos en los que por el traumatismo se produzca una avulsión, desprendimiento total del diente fuera de la cavidad, está indicado el reimplante si han pasado menos de 120 minutos, si ha pasado más tiempo el porcentaje de fracaso es del 100%. El transporte de la pieza deberá ser en la propia boca del paciente, o de algún familiar, en leche o en suero. Está totalmente contraindicado frotar o cepillar el diente en cualquier momento ya que se perdería la posibilidad del reimplante.

    Tratamientos pulpares.
    Recubrimiento indirecto. Antes de poner en práctica este procedimiento se debe estar seguro de que el diente en cuestión no presenta dolor espontáneo ni nocturno, que los antecedentes de dolor no sobrepasan las dos semanas de evolución, que es un dolor provocado que cesa al retirar el estímulo doloroso, que en los tejidos blandos alrededor del diente no se encuentra la encía inflamada o edematizada, ni presenta una fistúla activa o si cicatriz cerca de la raíz del diente, radiograficamente no debe presentar reabsorción ósea y la raíz debe tener al menos 2/3 de su longitud total, no presentar reabsorción interna ni cambio de color (obscuro, rosado o amarillo) que indiquen alguna patología pulpar preexistente, también se deberá confirmar la ausencia de cálculos pulpares.
    Recubrimiento directo. El recubrimiento directo suele no usarse en dientes temporales por el riesgo que entraña su fracaso. La pulpa de los dientes temporales ya no tiene la capacidad de reparar la comunicación pulpar debido a que el tejido pulpar, histológicamente, está cerca de la degeneración fibrosa, propia de los dientes próximos a exfoliación. Sin embargo si la pieza involucrada es joven y se mantiene aislada adecuadamente en el momento de la comunicación, existen reportes de éxito con algunos materiales como el MTA y Emdogain, pero se recomienda ser cauteloso.
    Pulpotomía. Se realiza en dientes temporales, y consiste en eliminar parte de la pulpa del diente. Para realizarla se elimina una parte de la pulpa dental y se coloca un material que servirá para favorecer la cicatrización y así conservar la vitalidad pulpar radicular. Está indicada en exposición pulpar cariosa a traumatismo en un diente asintomático y en caries que clínica y radiológicamente se acerca a la pulpa.
    Pulpectomía. Es la eliminación total de la pulpa de la cámara coronaria así como la pulpa radicular para luego rellenar los conductos con óxido de zinc eugenol. Es importante que el relleno, en este caso el óxido de zinc eugenol, sea reabsorbible para que no haya problemas cuando el diente permenante empiece la erupción. Está indicada en aquellos casos que se quiera conservar el diente por razones de mantenimiento de espacio en las que no sea factible poner un mantenedor de espacio y tengamos la pulpa radicular afectada
    Apicoformación. Tras realizar el procedimiento, cuando se observe radiográficamente un cierre apical o cierre del ápice se hará una endodoncia.
    Mantenedores de espacio
    Los dientes están sometidos a fuerzas que se anulan entre sí: oclusal que es la producida al morder, muscular producida por lengua, labios y buccinador y eruptiva que es la fuerza producida al erupcionar.

    En dentición temporal las fuerzas oclusales no desplazan los dientes y permiten que se mantengan los diastemas. Por el contrario, en dentición permanente’ los dientes erupcionan con fuerzas que los dirigen hacia mesial, esta fuerza de erupción en contrarrestada por el mismo diente que está en mesial, cerrándose, de esta forma, el espacio que hubiera entre ambos. Todas estas fuerzas se desequilibran cuando un diente temporal se pierde, pudiendo ocasionar migraciones no deseadas, con la consiguiente pérdida de espacio, lo cual hará que el diente de recambio no erupcione donde debiera y a raíz de eso necesidad de un tratamiento ortodóncico, volcamiento de dientes, malposiciones, sobreerupciones, etc., por lo tanto hay que poner algo en el lugar del diente perdido para no perder ese espacio. La dentición temporal es estable hasta los 3 años que hay un componente mesial de fuerzas que aumenta a los 6 años con la erupción de los permanentes. Para evitar estos problemas estará indicado usar un mantenedor de espacio que es un dispositivo pasivo que imitando la dimensión mesio distal del diente perdido impide la migración del diente adyacente.

  • Diagnóstico por Imagen


    ORTHOPHOS XG 3D

    Diagnósticos más precisos.

    Calidad de imagen impresionante en 2D y en 3D.

    Radiografía con la mejor calidad de imagen en todas las dimensiones.

    El modo de alta definición y MARS (software de reducción de artefactos de metal) generan radiografías brillantes en 3D que puede reconstruirse adicionalmente con una resolución de 100 µm en el pequeño «volumen de endodoncia», mientras que ASTRA (anatomically structured reconstruction algorithm) ofrece un resultado convincente y uniforme en radiografías cefalométricas y panorámicas.

    ¿En qué estado se encuentra la masa ósea? ¿Qué distancia hay hasta el conducto radicular? En todas las disciplinas de la medicina dental surgen preguntas que pueden responderse mucho mejor con la radiografía en 3D. La tercera dimensión aumenta la seguridad clínica y la confianza del paciente.

    Más seguridad con la tecnología 3D.

    Implantología: por ejemplo, evaluación de la necesidad de aumento y localización del conducto radicular.

    En Cirugía oral y maxilofacial: dientes desplazados, diagnóstico de fractura, diagnóstico de senos, quistes, restos de raíces, intervenciones de cirugía ortognática.

    En Ortodoncia quirúrgica: dientes desplazados, dientes impactados, análisis cefalométrico, resorciones de raíces, fisuras palatinas, labios leporinos.

    Odontología general: diagnósticos contradictorios o no reconocibles en ortopantomografía, aclaramientos en la zona apical, casos de periodoncia, asesoramiento a pacientes, endodoncia, implantología, intervenciones quirúrgicas orales.